Los caballos brindan una retroalimentación honesta, directa e inmediata y con ello aprendemos a desarrollar nuestro potencial. Se desarrolla en un ambiente que incrementa la receptividad ya que es al aire libre, donde se viven procesos de 360° de retroalimentación (feed back) donde los caballos juegan un papel preponderante sirviendo como espejo a los clientes ya que el caballo refleja lo que está en su interior, desarrolla su liderazgo y una positiva toma de consciencia.

Con este sistema el caballo es quien ayuda al cliente a cruzar de su situación actual a la situación deseada y el coach a través de los gestos y movimientos del equino podrá realizar las preguntas oportunas para que el coachee (cliente de coaching) pueda reflexionar y descubrir que toda la “basura mental” que lleva acumulada es desechable y que, con una planificación adecuada conseguirá aquello que se proponga.


​Es una metodología integral, coherente y constante que apoya a desarrollar habilidades individuales, familiares, sociales y laborales donde la medición del desempeño que se muestra en cada una de éstas áreas y el único juez que puede valorar los resultados en esto es el propio cliente/participante/coachee y la labor de Coach Asistido con Caballos será guiar al participante a través de preguntas poderosas y metáforas que lleven al cliente/participante/coachee a una introspección profunda y consciente.​​

Información+Experimentación = Aprendizaje
​Conocimiento+Vivencia = Toma de conciencia

A través del Coaching Asistido con Caballos al participante/cliente (coachee) y empresa se les posibilita tomar conciencia mucho más rápido de su situación y de sus bloqueos y, en consecuencia, agiliza el proceso de cambio. Dicha aceleración en la toma de consciencia es gracias a la intervención del caballo. El feed back que él da al cliente es inmediato, puro y 100% honesto. Así que el cliente o la empresa no pueden engañarse ya que el caballo les deja ver sus limitantes, creencias erróneas, bloqueos y miedos con bastante más claridad. Todo esto se logra con el apoyo de una manada de caballos en libertad y la disposición del cliente.

"Un increíble hecho acerca de los caballos es que su enseñanza es muy sencilla: son verdaderamente amables, honrados y actúan desde el corazón. La interpretación, aplicación y combinación de esta lección es infinita.
Podemos decir que un caballo "nos salva"; sin embargo, él es una señal en un viaje que sin duda nos será beneficioso emprender. Así, aprendemos una forma de interpretar lo que otro está haciendo en respuesta a nuestro comportamiento y cómo eso impacta en nuestra vida.
El caballo no es la cura de nuestros problemas, pero sí provoca una cura dentro de nosotros."