Lecciones que he aprendido gracias a los caballos:

La primera vez que me caí de un caballo, fue porque perdí la atención de lo que estaba haciendo. En lugar de SER CONSCIENTE de si estaba bien sentada, con las riendas sujetas correctamente y atenta a lo que estaba haciendo, yo estaba sumergida en problemas que tenía en la cabeza, problemas que no podía resolver en ese momento pero que no dejaban pensar. 

Cuando caí todo fue tan rápido que no pude reaccionar; la yegua que iba galopando se paró en seco, haciendo que mi cuerpo se fuera hacia enfrente y en seguida se levantó de manos, mi coxis toco el suelo firme de golpe, sin atender la gravedad de la caída me levante y las piernas no me respondieron y volví a caer, dejé de sentir las piernas por un minuto hasta que respiré e intente mover los dedos de los pies, al darme cuenta que podía hacerlo, respiré, ME TOMÉ UN MOMENTO y me puse de pié.

Esa tarde aprendí gracias a esa yegua, (que jamás reparaba ni se levantaba de manos) que si no ponía mi ATENCIÓN en el MOMENTO PRESENTE y en lo que en ese instante (de mi vida) sucedía, iba a caer tan fuerte, que tal vez ni levantarme y seguir, iba a poder. Aprendí que puedes caerte pero lo importante es levantarte y volverlo a intentar, subirte a ese caballo (que ahora tenía el nombre de "miedo") y saber que puedes volver hacerlo y corregir los errores que tuviste la primera vez (y esto puede aplicar, cuando te "caes" del proyecto que tenías en mente, cuando te "caes" de una relación, cuando las cosas se "caen" al no ser como las pensaste pero no por eso lo dejarás de hacer...). Aprendí que las caídas no son negativas si te levantas, te sacudes y vuelves a intentarlo.

Que pases una noche llena de posibilidades.


Paola Arreola.

7 consejos que te ayudarán en tu camino como emprendedor

Ha llegado el momento de darle reconocimiento a quién lo merece; para mi un caballo no es una herramienta de trabajo, es un compañero del que aprendo todos los días. Me enseña a estar aquí y ahora, el poder de la resolución de conflictos a través de la serenidad, me guía a descubrir mi propia fortaleza y seguridad a través de acciones concretas y claras que me llevan a mi objetivo. Aprendo que el Ego del ser humano es nada comparado con el poder del Universo que el caballo me brinda. A través de sus ojos puedo descubrir el camino que requiero seguir.

Muchos pensarán que es una locura, pero el caballo nos escucha y ve más allá de lo que el ojo humano puede alcanzar y no hablo en términos ópticos sino en términos sensoriales-universales y espirituales. El caballo es un canal perfecto para que nuestros planes lleguen al Universo porque ellos están conectados con el TODO.

 Es por esto que en un sesión de Coaching o Psicoterapia Asistidos con Caballos el mensaje llegará al receptor en el momento que él esté listo para recibirlo, ni antes ni después, porque los caballos nos enseñan que siempre hay un tiempo para que todo suceda.


-Paola Arreola-

CEO
​Coaching Profesional Asistido con Caballos México

Cuando comenzamos el camino del emprendimiento, nadie nos dice cómo hacerlo ni que la automotivación se convertirá en un pilar importante que sostendrá cada uno de nuestros proyectos. Se habla mucho sobre conocimientos, números, experiencia, pero todo lo anterior no sirve de mucho si no cuentas con un importante apoyo que necesita ser el más fuerte e inquebrantable: el de ti hacia ti.

En mi camino como coach, he tenido la oportunidad de comprobar que lo más importante que necesita un emprendedor es confiar en sí mismo e ir trabajando en construir una automotivación que le permita llegar hasta donde se lo proponga.

Me gustaría compartir contigo siete consejos poderosos que te ayudarán en tu camino como emprendedor.

1. Se agradecido

¿Cuántas veces ha sonado el despertador por la mañana y el primer pensamiento que tienes en la mente es: “ya es tarde”, “tengo que ver cómo conseguir dinero”, “otro ratito”, “¿estoy haciendo lo correcto?”, “tengo muchos pendientes que resolver”, etc. Con todos estos pensamientos has inyectado tu día de preocupaciones, tensión, estrés ¡y aún no dan ni las siete de la mañana!

Al despertar, antes de poner un pie en el suelo, agradece y vibra por haber despertado, por tener otra oportunidad, por el buen y merecido descanso, por el día exitoso que estás por tener, por lo que tú quieras: agradece. Además del ejercicio físico diario, agradeciendo también ayudas a tu cerebro a segregar neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, encargadas de mantenernos de buen humor, positivos, alertas; estas sustancias nos apoyan a estar emocionalmente equilibrados.

El agradecimiento es una de las técnicas más poderosas que apoya a los emprendedores y que recomiendan grandes personalidades exitosas como Lee Brower, el fundador y director de Empowered Wealth; Jack Canfield, autor de Los principios del éxito; Loral Langemeier, fundadora de Live Out Loud; James Ray, creador de The Science of Success and Harmonic Wealth (La ciencia del éxito y la riqueza armónica), entre otros.


Continua leyendo en: www.entrepreneur.com/article/309282

"Honor a quién honor merece"

News Latter

¿Cómo pasar de ser una persona llena de limitantes a una infinita llena de posibilidades?

​REPORTAJE

Manual para ser exitoso